Psicología Torrelodones | SANA AUTOESTIMA
16907
single,single-post,postid-16907,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-7.8,wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4,vc_responsive

SANA AUTOESTIMA

torrelodones

SANA AUTOESTIMA

Todos los padres desearían que sus hijos fueran felices, que tuvieran una vida sin preocupaciones y alcanzaran aquello que se propusieran. El objetivo como padre es educarles para que se sientan seguros y confíen en si mismos y en sus posibilidades. Sin embargo, algunos niños son más vulnerables e indefensos. Les afecta en exceso lo que opinen los demás de ellos y se tambalean si la maestra les hace salir a la pizarra aunque hayan estudiado la lección. Se muestran tímidos y retraídos cuando van a cumpleaños y evitan entrar en una tienda si no van acompañados de su madre. Estos niños son inseguros y tienen una baja autoestima.

En Psicología Infantil Torrelodones ayudamos a los niños con problemas de autoestima mejorando sus habilidades sociales y dándoles herramientas para afrontar las situaciones que ellos temen. Pero también pensamos que es importante la labor de los padres y en este sentido aconsejamos lo siguiente:

  • Potenciar su independencia: animarle a que tome sus propias decisiones y tener responsabilidades acordes a su edad: elegir la ropa, bañarse …
  • Utilizar el refuerzo positivo: no hace falta que sea una conducta extraordinaria, cualquier cosa que el niño haga bien se debe reforzar. Se puede premiar verbalmente las actividades diarias como hacer los deberes, guardar los juguetes, terminarse la comida… No considerarlas su obligación y por tanto exentas de aprobación. Es importante que cuando se alabe a un niño no se le añada un pero, ya que así el refuerzo verbal se convierte en castigo. Ejemplo: “Has recogido los juguetes pero ayer no lo hiciste”
  • No criticar gratuitamente: los reproches y acusaciones deben ser justificados. Además es muy importante concretar la conducta que deseamos cambiar y no personalizar: “No me gusta ver tu habitación llena de papeles y con los juguetes por el suelo, eso me enfada y me disgusta”. Así no se está descalificando al niño, sino que nos centramos en lo que hace.
  • Aceptar los errores: enseñarle que cometer errores es algo normal y que de ellos se aprende: “Has suspendido el examen porque has estudiado poco, si la próxima vez estudias más aprobarás”
  • Establecer límites claros: enseñarle al niño cuales serán las consecuencias de sus conductas: “Si no recoges la mesa, no verás los dibujos”. No caer en la amenaza sin llegar a cumplir el castigo, o el niño aprenderá que no pasa nada y no cambiará su forma de actuar.
  • Pasar tiempo con él: dedicar un rato todos los días para estar con nuestro hijo, jugar con él, hablar…
  • Valorar sus ideas: animarle a que intente conseguir lo que se propone.

Psicología Infantil Torrelodones

Si tu hijo o hija tiene dificultades de aprendizaje o cualquier tipo de problema psicológico no dudes en llamarnos.